La baja por maternidad

19-10-2017

La baja por maternidad es un derecho del que disponen todas las madres y padres del país, pero en La Aventura De Ser Madre somos conscientes de las dudas que puede generar esta situación para padres primerizos. Así que os pasamos a explicar en qué consiste y cómo solicitarla.

  • En nuestro país, se reconoce un permiso por baja maternal de 16 semanas ininterrumpidas, ampliables en caso de parto múltiple a dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. Para garantizar la recuperación física de la mamá, ésta debe tomar seis semanas de descanso tras el parto. Queda en juicio de la madre utilizar las 10 semanas restantes antes o después del nacimiento y puede ser el padre el que las tome o de manera conjunta, es decir 5 semanas el papá y 5 la mamá. Independientemente del de la madre, los padres tienen un permiso de paternidad de 30 días.
  • La baja se solicita en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), presentando el DNI, el certificado de descanso que entrega el servicio de salud y el libro de familia. En el caso que se solicite antes del parto o la adopción, hay que adjuntar la inscripción del bebé en el registro.
  • Para cobrar la baja, la embarazada tiene que estar trabajando o cobrando el paro, contemplándose algunas variables. En el caso de ser menor de 21 años, no es necesario haber cotizado. Si la madre tiene entre 21 y 26 debe haber cotizado 90 días en los siete años previos al parto o 180 días a lo largo de su vida laboral. Y en el caso de ser mayor de 26 años, la madre debe haber cotizado un mínimo de 180 días en los siete años antes del parto o 360 días en toda su vida laboral.
  • Si cumples todos estos mínimos requeridos, puedes solicitar la prestación por maternidad y al final de las 16 semanas se cobra, al 100%, un sueldo igual al de los últimos 30 días trabajados antes de la baja.

¿Y qué ocurre después de la baja? La mamá tiene derecho a disfrutar de dos pausas al día por lactancia de media hora o una pausa de una hora hasta que el bebé tenga nueve meses. Además, la madre puede reducir su jornada desde un tercio hasta la mitad hasta que su hijo cumpla 8 años. En estos casos, el sueldo se reduce proporcionalmente dependiendo de las horas que deje de trabajar.