Contracciones en el primer trimestre

19-10-2017

Las contracciones uterinas son un fenómeno fisiológico que se produce por la contracción y relajación, de forma alterna, de las células musculares del útero.

Suelen aparecer a partir del segundo trimestre de embarazo o cercanas al parto, intensificándose a medida que el cuello del útero comienza a dilatarse pero, ¿qué sucede cuando surgen durante el primer trimestre de embarazo?, ¿pueden existir riesgos para el bebé en un estado poco avanzado de gestación?, ¿cómo puedo reconocerlas? En la Aventura de Ser Madre resolvemos estas y otras dudas que puedan surgirte al respecto.

  • Lo primero que debes saber para tu tranquilidad, futura mamá, es que este tipo de contracciones se consideran fisiológicas y naturales, por lo que no atañen riesgos para ti, ni para tu bebé, siempre y cuando, ¡esto es importante!, se manifiesten únicamente de forma leve y ocasional.
  • En el momento en que comienza el embarazo, tu útero y las estructuras musculares de tu cuerpo, comienzan un proceso de expansión, que permitirá acoger al nuevo embrión y crear el espacio que este necesita para su posterior desarrollo.
  • Es habitual que este tipo de contracciones aparezcan de forma más notoria, coincidiendo con la menstruación, pudiendo incluso llegar a ocasionar leves pérdidas de sangre. Sin embargo, ¡no debes descuidarlas! Si el dolor es algo más intenso al habitual o las pérdidas se vuelven más abundantes, te recomendamos acudir a un especialista.

Ante todo, te recomendamos que mantengas siempre la calma, permanezcas alerta a las señales de tu cuerpo y ¡continúes disfrutando al máximo de este gran momento!

Quizá te interese