Desarrollo de los bebés

Los primeros años de vida de tu hijo serán, con diferencia, en los que más cambios experimente. Durante su primer año verás cómo crecen a una velocidad de vértigo, llegando a duplicar su peso y talla, sus rasgos van definiéndose y aprenden constantemente cosas nuevas.

  • Cuando tu hijo comienza a ser más activo todo lo que le rodea pronto le despierta curiosidad. Te recomendamos prescindir del parque de juegos, porque hará que se sientan muy limitados y encerrados. Déjales curiosear a sus anchas y que se relacionen con las personas y objetos que les rodean.
  • Preparar la casa para tu bebé, protegiendo las esquinas y los enchufes y retirando objetos que puedan suponer un peligro te dará tranquilidad y el niño podrá explorar libremente todo lo que desee. Puedes incluso ponerle zapatitos de suela blanda, para que no se haga daño en los pies y evitar que resbale si no tiene el equilibrio necesario. Aunque también es beneficioso para su desarrollo que le dejes caminar descalzo.
  • Una de las etapas más importantes es la del desarrollo del habla. Incorporar sonidos como la música, los juguetes ruidosos o incluso tu propia voz, no sólo le familiarizan con el lenguaje sino que además estimulan el desarrollo de su inteligencia.
  • Es importante que no te obsesiones demasiado con las etapas del desarrollo de tu hijo. Las preocupaciones en exceso son innecesarias porque no todos los niños las viven de igual modo ni con la misma duración. Disfruta de todas y cada una de ellas porque estrecharán vuestros vínculos afectivos.

Quizá te interese