Escapada a la nieve: cómo preparar tu viaje en familia

30-01-2018

Sin duda, uno de los mejores planes para disfrutar del invierno en familia es organizar una escapada con los niños a la nieve. No importa si es a esquiar, a hacer una excursión, o simplemente una batalla de bolas. En España, existen muchos sitios donde se puede disfrutar de maravillosas estampas invernales. 

Consejos

  • Clima: Si vas con niños, evita días de frío intenso o en los que se prevea mal tiempo.

    Los días en la nieve pueden ser tan peligrosos para la piel como los días en la playa. Por eso, es fundamental proteger los ojos y la piel de los niños de los rayos UVA con unas gafas de sol y crema protectora adecuadas.
  • Vestimenta y equipo: Ya sea a pasear, o a disfrutar de un día de esquí, debemos elegir ropa cómoda y apropiada, que nos proteja contra el frío. 

Si os decantáis por la segunda opción, elige un mono de la nieve completo, apropiado para mojarse y soportar rozaduras. Debajo del mono de la nieve, puedes ponerle una malla térmica o polar para que esté bien protegido. Como accesorios complementarios, serán necesarios los guantes - impermeables y ajustables- y el gorro. Asegúrate de que sean de la talla adecuada. Además, para practicar deportes de invierno, no olvides el casco para, en caso de golpes, que la cabeza esté bien protegida. 

Buscar el destino ideal

Puede que en lo primero que pensemos sea en ir a la estación de esquí más popular o la más cercana pero, sin embargo, esta puede no ser la más adecuada para ir con la familia. En una buena estación de esquí para ir con niños, las pistas deben tener una buena accesibilidad, con buena comunicación y facilidad para llegar a los remontes. Es necesario que, si es la primera vez en la nieve, haya buenas pistas para principiantes, bien señalizadas. 

En cuanto a alojamiento, busca apartamentos familiares. Algunos alojamientos ofrecen también servicio de niñera y escuela de esquí y, como no todo va a ser esquiar, en estas estaciones también deberíamos buscar que tengan tiendas, parques, centros comerciales, espacios lúdicos u otras actividades como, por ejemplo, montar en trineo.

Y después de todos los preparativos… ¡Estamos listos para disfrutar de una de las épocas más bonitas del año!