Prepara la habitación para tu bebé

Como futura mamá seguro que una de las cosas que más ilusión te hace es preparar la habitación de tu pequeño. Lo normal es empezar con los preparativos en el quinto mes de embarazo, esto se debe a que el segundo trimestre es en el que las embarazadas se encuentran con más energía, además es muy posible que ya sepas si es niño o niña. Saber el sexo del bebé te ayudará mucho a la hora de tomar decisiones para su habitación.

Lo más importante es que te organices con tiempo para no ir con prisas en el último momento y no agobiarte. Hay algunos imprescindibles que no pueden fatal en una habitación de bebé, estos son: la cuna, un armario y el cambiador.

  • Lo primero que deberás elegir, es una cuna o moisés para que duerma el bebé, y más si es totalmente personalizada, porque los plazos de entrega se pueden alargar.
  • Existen muchos materiales para el colchón, nosotros te aconsejamos que elijas uno de látex, higiénico y adaptable al cuerpo del pequeño, también es importante que absorba bien la humedad.
  • Puede que necesites mobiliario de almacenaje para guardar las cosas de tu bebé, para ello puedes optar por un cambiador con cajonera o si dispones de espacio en la habitación, comprar una estantería o una cómoda. Tener todo organizado y limpio te ayudará mucho en los cuidados de tu hijo.
  • Si tienes que elegir algún mueble más, te recomendamos que elijas un sillón o mecedora para poder dar de mamar a tu hijo en la habitación, o incluso para acompañarle y pasar tiempo con él.
  • Es muy importante elegir correctamente los colores de la habitación, puedes optar por algo más clásico con colores claros, como el beige o el blanco. Pero si prefieres que transmita alegría, puedes decantarte por colores más intensos.
  • La iluminación es esencial, y es recomendable tener una luz más tenue para los momentos de descanso. Puedes elegir una lámpara de pie regulable o una luz de pared menos intensa. También, debes controlar la entrada de luz natural con unas cortinas.

Quizá te interese