Viajar Embarazada

Siempre que tu salud sea la adecuada, el embarazo transcurra sin complicaciones y no se encuentre próxima la fecha del parto, puedes viajar sin problemas. Aún así, es conveniente que sigas estos consejos que desde La Aventura de Ser Madre hemos preparado para ti:

  • Consulta con tu ginecólogo antes de viajar. Las embarazadas que tengan diagnósticos como alta presión sanguínea o diabetes pueden encontrar que sus médicos quieran modificar o cancelar sus planes de viaje. Si existe cualquier riesgo de parto prematuro, tu ginecólogo tampoco te dejará realizar un viaje.
  • Viaja con un acompañante. Un acompañante te ayudará con el equipaje o en el caso de que te encuentres mal o necesites atención médica inmediata. Recuerda no realizar esfuerzos ni cargar con equipajes pesados bajo ningún concepto.
  • Mantente activa. Siempre que sea posible, es importante que te levantes y te muevas por el pasillo del avión o que hagas paradas en zonas de descanso de carretera, si viajas en coche. Es beneficioso caminar y estirar las piernas cada cierto tiempo, esto ayudará a tu circulación y evitará que se formen coágulos. 
  • Utiliza el cinturón de seguridad. Sea cual sea tu medio de transporte, es muy importante que mantengas el cinturón de seguridad siempre abrochado. Cualquier movimiento brusco, por pequeño que sea, afecta mucho más a las embarazadas.
  • Mantente hidratada y vístete cómoda. Sobre todo en viajes largos, es conveniente asegurarse de tomar mucha agua para prevenir deshidratación y coágulos sanguíneos. Evita además la formación de estos coágulos, utilizando prendas cómodas o deportivas.

Quizá te interese