DESPUÉS DEL PARTO

Después del parto, comienza una de las épocas más especiales para la nueva madre. Una nueva vida donde la mamá empezará a convivir con tu bebé y, aunque con buena intención, las personas colmarán de consejos y recomendaciones a la mami primeriza, ella se puede sentir un tanto perdida. Por eso, es fundamental que confíe en su instinto, para sentirse segura de que lo que hace es lo correcto.

Dormir del tirón pasó a la historia, por lo menos de momento y, a la recuperación postparto se une la intensa demanda del bebé. Ten en cuenta que las primeras semanas pueden ser muy duras y necesitarás tiempo para adaptarte a este nuevo estilo de vida. 

La recuperación física y psíquica

Las pacientes que han tenido una cesárea, por lo general, permanecen de dos a cuatro días en el hospital antes de irse a casa. Sin embargo, la recuperación, durará semanas, así que es esencial que obtengas ayuda durante este periodo tanto para tu cuidado, como para el de tu bebé.

Recuperar la figura después del parto lleva su tiempo y no conviene hacer dieta durante la lactancia. En cuanto la madre se sienta bien, puede comenzar a hacer ejercicios suaves que incluyan el fortalecimiento del periné y, una vez esté recuperado y firme, podrán empezarse a hacer abdominales. 

El apego

Cuando los expertos hablan de apego, se refieren al fuerte vínculo afectivo que se desarrolla entre su madre y su bebé. Este vínculo se va construyendo poco a poco, pero cuanto antes se empiece, mejor. Lo ideal es comenzar a comunicarse con él durante el embarazo y seguir haciéndolo en el parto y el postparto. Dedícate a disfrutar de tu bebé, pasad tiempo juntos, comunícate con él mirándole a los ojos y hablándole. 

A algunas mamás les cuesta más tiempo que a otras crear este vínculo porque están pasando por una depresión posparto, un padecimiento común que ocurre en alrededor un 10% de partos y que puede derivar en problemas serios si no se trata. 


Quizá te interese