PRIMER TRIMESTRE

El test de embarazo ha dado positivo y acaba de comenzar una de las aventuras más increíbles de tu vida. A partir de aquí, te surgirán mil dudas e intentarás obtener toda la información posible, sobre todo si eres primeriza. Pero no te preocupes, estamos aquí para ayudarte, orientarte y acompañarte.

Para que el camino sea más llevadero y no te agobies con cada nueva sensación que experimentas, es importante que entiendas cómo será tanto tu evolución, como la del bebé, algo necesario para que estés tranquila y sepas responder a cada uno de los cambios.

La madre

Es durante el primer trimestre, cuando la mujer centra su atención en los cambios físicos.

  • A la ausencia de menstruación, se suelen añadir signos de cansancio, mareos, o náuseas.
  • Los senos se vuelven más pesados, aumentan de tamaño y son más sensibles.
  • La sensación de sueño y cansancio puede ir en aumento y no te preocupes si, de repente, empiezas a tener ciertos antojos. Estos, también forman parte del embarazo.

Todos estos signos son normales y debidos a los cambios metabólicos y hormonales que estás experimentando. Para cuando termina el primer trimestre, las molestias del principio habrán remitido, aunque cada vez tendrás más necesidad de ir al baño y la temperatura corporal será más alta. Además, la necesidad de oxígeno será mayor y el apetito habrá aumentado. 

El bebé

No serás la única que experimente cambios durante el embarazo. Tu bebé se está formando y cada semana estará llena de cambios.

  • Durante esta etapa, el embrión comienza a desarrollar el corazón, la médula espinal y el cerebro, así como los brazos, las piernas, los ojos, las orejas y el sistema digestivo.
  • En esta etapa, los genitales ya se distinguen.
  • Hacia el final de la doceava semana, que es el final del primer trimestre, su bebé habrá triplicado su largo hasta alcanzar aproximadamente los 8 cm. de largo.
SIGUIENTE

Quizá te interese