TERCER TRIMESTRE

El tercer trimestre del embarazo está marcado por la impaciencia y, en algunos casos, el temor al parto. Los nervios comienzan a hacer mella al igual que el cansancio, ya que el peso de la tripa es cada vez mayor y el descanso se hace cada vez más complicado.

La madre

  • Es bastante probable que tengas dolores de espalda, provocados por el desplazamiento parcial de la columna y vuelvas a sentir cansancio, ya que dormir cada vez es más difícil porque todas las posturas pueden resultar incómodas.
  • En cuanto a cambios físicos se refiere, aparece la línea alba en la tripa y pueden aparecer manchas en la cara. Además, la tripa aumentará de tamaño a la vez que lo hace el bebé. En esta etapa, la mujer puede aumentar de peso entre 3 y 5 kilos.
  • En ocasiones, la respiración puede ser costosa, ya que el diafragma está oprimido por el útero. Para aliviar estas molestias, lo mejor es realizar ejercicios de respiración y relajación. En cuanto el feto se encaje en la pelvis, respirarás mejor. Llegado este punto, el parto puede empezar en cualquier momento.

El bebé

  • En el séptimo mes, el bebé controla sus funciones respiratorias, pudiendo respirar por sí solo gracias a la maduración de su sistema nervioso.
  • Al octavo mes, el bebé se moverá más, hasta que sea demasiado grande para moverse con soltura. Además, por la acumulación de grasa, su cara irá adquiriendo redondez y el pelo seguirá creciendo.
  • El bebé ya está preparado para ingerir alimentos y digerirlos.
  • En esta etapa final, el bebé ya está totalmente formado, pero sigue creciendo y engordando a través del  cordón umbilical para acumular energía para el parto. Si el bebé alcanza las 40 semanas de gestación, puede pesar entre tres kilos y tres kilos y medio al nacer.

Es al final de esta etapa cuando el bebé se coloca para el parto, suele ser con la cabeza hacia la pelvis, si es al revés esto complicaría el parto.

ANTERIOR SIGUIENTE

Quizá te interese