5-6 AÑOS

El pequeño torbellino está calmándose y dejando paso al niño mayor, más tranquilo, más reflexivo, con muchas ganas de aprender y descubrir cosas nuevas. Le fascinan las sorpresas, lo nuevo, que aparezca la magia a su alrededor. Su capacidad de comunicación va en aumento, ahora se puede charlar con él mucho más, aunque todavía con un lenguaje sencillo y de una forma directa y sincera, desde el corazón, los dobles sentidos o las ironías le pueden confundir y hacer daño.

Desarrollo

  • Mayor coordinación y control en sus movimientos corporales. 
  • Conserva el equilibrio sobre las puntas de los pies varios minutos.
  • Salta a la pata coja,alternando uno y otro pie y manteniendo el equilibrio.
  • Su coordinación mejora hasta tal punto que es el momento de aprender a nadar, patinar e ir en bicicleta.
  • Tienen mayor habilidad en la motricidad de sus dedos, pueden atarse los cordones de su zapatos sin tanta dificultad.
  • Puede recortar con tijeras con facilidad.
  • Son capaces de vestirse y desvestirse sin ayuda. Lavarse los dientes, la cara y las manos. Los padres debemos fomentar estos hábitos de autonomía.
  • El conocimiento de su esquema corporal aumenta, el niño de esta etapa conoce perfectamente todas las partes externas de su cuerpo y muestra interés por algunas internas (corazón, estómago, cerebro,…).
  • Los niños de entre 5 y 6 años están preparados para la lecto escritura.
  • Hacia los cinco años los niños dan su primer estirón. Por primera vez su cuerpo se alarga y deja ya definitivamente atrás la figura redondita de los años anteriores. Las piernas se vuelven largas y esbeltas y su forma de caminar cambia ligeramente.

Lenguaje 

  • Su vocabulario se amplía enormemente, en este periodo es capaz de dominar unas 2.500 palabras y vocalizarlas correctamente. 
  • Son capaces de decir su nombre completo y la dirección dónde viven.
  • Son capaces de expresar verbalmente su estado de ánimo “estoy enfadado”, también sus necesidades personales y deseos.
  • En su forma de hablar ya parece un adulto, combinando frases y respondiendo de forma ajustada a las preguntas que les formulamos.
  • Preguntan constantemente deseosos de saber y conocer todo cuanto puedan. 
  • Les entusiasma hablar con los adultos.
  • Les divierten las adivinanzas, chistes y juegos de palabras.
  • Entienden el argumento de bastantes cuentos sencillos. 

Alimentación

  • Un buen desayuno. Todos los nutricionistas coinciden en que es importante empezar el día con un buen desayuno. Se aconseja que el niño se levante con tiempo suficiente para desayunar tranquilamente antes de ir al colegio. Un desayuno adecuado puede incluir:
  • Cereales: copos de avena, de maíz, de arroz... en un vaso de leche o un yogur, tostadas de pan integral con mantequilla y mermelada…
  • Fruta fresca: unas rodajas de plátano, unos trocitos de manzana, un pedazo de kaki...
  • Frutos secos: nueces, dátiles, orejones, pistachos, almendras...
  • Se recomienda que hagan cinco comidas al día.
  • Una merienda sana. Con cinco años, la mayoría de niños sale del cole deseando devorar la merienda. Una merienda sana puede incluir: un bocadillo o un sándwich: si el pan es integral, mejor, y en el interior: fiambre de pavo, queso, paté, atún, huevo cocido en rodajas, tortilla…, fruta natural troceada, frutos secos, un dulce casero...
ANTERIOR SIGUIENTE

Quizá te interese